Que la muestra te acompañe

IMG_5571
La muestra es la parte más importante de un proyecto y, muchas veces, es la gran olvidada. Gracias a ella podemos modificar cualquier patrón (cambiar la lana, las agujas, acortar o agrandar…) y, por si fuera poco, conseguir que el patrón que vamos a tejer nos quede igual que el original.

Cada tejedora tiene su propia tensión. Seguro que os sonarán frases como “yo tejo muy suelto” o “aprieto demasiado”.
De ahí la gran importancia de las muestras antes de empezar a tejer.

 

Si vais a seguir un patrón, la muestra estará indicada al principio del mismo.

En el caso de nuestros patrones, la encontraréis en la parte superior, en la misma zona donde está el resto de información importante para la realización de la prenda. muestra01
No realizar, ni por lo tanto, comprobar vuestra tensión con la muestra puede repercutir en el resultado final, siendo este más pequeño o más grande del esperado y llevando al traste horas de trabajo.

Si una vez tenéis tejida la muestra, vuestro conteo de puntos/vueltas es más pequeño del esperado simplemente tendréis que repetirla con una aguja más grande o, si por el contrario, es más grande, tendréis que cambiar a una aguja más pequeña. Así hasta dar con vuestra combinación perfecta de agujas+lana.

 

También hay tener en cuenta el modo en el que vamos a tejer. Si queremos tejer un jersey en plano haremos la muestra igual, con sus correspondientes vueltas del derecho y del revés; en cambio, si vamos a tejer en circular, debemos tejer la muestra en circular.

Esto es debido a que una misma persona puede tejer con distinta tensión el punto del derecho y el punto del revés y, por lo tanto, al tejer en circular cambia la muestra.

 

 

Anuncios