Últimas fotos del concurso ‘Madre mía, cuánto punto me enseñaste’

Estas son las últimas fotos que nuestras amigas Inés, Mariona, Esther, MªCarmen y Celia nos han enviado para participar en el concurso ‘Madre mía, cuánto punto me enseñaste’.

Y cada una nos contó su historia..

Esther nos ha contado que en la foto aparece su pequeña familia. Aprendió los puntos básicos de forma autodidacta, pero dice que ellos no se librarán de aprenderles pues quiere que ésto debe pasar de generación en generación! Y será ella quién les enseñe el maravilloso mundo lanil. Añade que espera que un día el pequeño Joel pueda decir: “¡Madre mía, cuánto punto me enseñaste!”

¡Genial Esther!

Celia nos cuenta que fue su suegra MªCarmen quién la enseñó a tejer y que ahora disfrutan tejiendo juntas.. la foto está inspirada en el reciente festival de Cannes donde las actrices lucían palmito con sus moños en la cabeza y como éstas, ellas también lucen moño!

¡Claro que sí!

Mariona nos cuenta que en la foto está ella con su madre y con la manta que su madre, su hermana y yo estamos haciendo para su hermana pequeña. En su família es tradición regalar una manta hecha de ganchillo al nacer y al cumplir los 25. La del nacimiento la teje la madre, la de los 25 la madre con los que ya han cumplido los 25. Estas mantas forman parte de la decoración de nuestra casa, e incluso más de una vez han determinado el color de la pared de la habitación o del comedor.

El 30 de mayo hará un año que nació su hijo, por lo que hace un año que ella pasaba las tardes con su madre, terminando de tejer la manta para su hijo.

Para ellas tejer es como pintar: un arte divertido que le permite a uno explorar, probar y crear. Pero añade, es algo que une a su familia!

¡Único!

Susana nos cuenta que el arte de tejer se ha transmitido de generación en generación en su familia y así fue como su abuela enseñó a su madre y su madre le enseñó a ella. Sin embargo, dice que ahora también es ella quién les ha enseñado a ambas a cómo tejer bonitas flores de punto para adornar el balcón este verano y poder disfrutar de ellas sin que las tengan que regar.

¡Bien pensado!

Inés nos explica que se ha fotografiado con su amiga Sonia quien le transmitió su gusto por la lana y le empujó a conocer a Carmen para que le enseñara a tejer.

¡Qué valioso regalo de amistad!
En breve, os comunicaremos la ganadora…

Anuncios